Bitcoin lucha contra la corrupción (23 Oct 2019)

Craig Wright | 23 Oct 2019

La batalla por Bitcoin es muy simple, y se remonta a los tiempos anteriores al lanzamiento. Mi visión radica en un sistema que destruirá por completo el crimen. Diseñé Bitcoin no para evitar el gobierno, sino para actuar dentro de la ley. Es un sistema que derribará a los grupos criminales activistas y a los más convencionales delincuentes tradicionales por lo que son. Como vimos con el colapso de Silk Road y, justo el otro día, el arresto de cientos de personas involucradas con archivos de pornografía infantil, Bitcoin posibilita rastrear la actividad criminal, lo que permite a las fuerzas del orden público clausurar sus actividades.

Si crees que Bitcoin es un sistema que derriba al gobierno y provoca la anarquía, has sido muy engañado. El diseño de Bitcoin permite a los usuarios individuales, a través de la verificación de pago simplificada (SPV), actuar como pares. Es un sistema que permite a las personas tener privacidad. Es un sistema que elimina ingeniosamente cualquier rastro de anonimato en la forma en que algunas personas parecen entenderlo:

Si compras drogas con Bitcoin, se te registrará para siempre.
Si compras pornografía infantil con Bitcoin, se descubrirá tu crimen atroz.
Si creas ransomware basado en Bitcoin, al final incautarán tu dinero.

Con el tiempo, los gobiernos comprenderán el verdadero poder de Bitcoin. No es algo para el 1 o 2 por ciento de los marginados que buscan beneficiarse parasitariamente del arduo trabajo de los demás.

Bitcoin es un sistema diseñado para garantizar que los escenarios de ofertas «libres» en la web y tokens desarrollados en la década de 1990 terminen con inversores que tengan derechos frente a las personas que los engañaron. Es un sistema donde se registra cualquier ICO, que en realidad es sólo un nuevo nombre para una oferta pública inicial web de la década de 1990 o el timo de la estampita de la era anterior. En los años 80 y 90, todas las estafas permitieron que el estafador las creara y dijera que suponían una innovación para escapar destruyendo los registros. Bitcoin pone fin a esto y hace que los creadores de tales tokens sean responsables.

La creación de otro token más no es innovación, y nunca lo será. No es la capacidad de invertir en un token lo que permite la creación de riqueza, es la creación de una industria y bienes y servicios, y una empresa que cumpla lo que promete. La creación de un token simplemente para democratizar las finanzas es el mismo grito de guerra que escuchamos sobre cientos de sistemas de inversión falsos en la década de 1990, y es la misma forma de estafa en la actualidad. La diferencia es que en la década de 1990 las personas podían eliminar registros y salirse con la suya; hoy pueden ser rastreados una década más tarde.

Dinero honesto

Creé Bitcoin para que fuera dinero honesto. Había imaginado un sistema que actuaría para registrar información, asegurar datos y permitir a las personas realizar transacciones a través de micropagos de una manera que nunca antes había ocurrido. Bitcoin nunca consistió en la descentralización por el bien de la descentralización. El llamamiento a la descentralización ni siquiera tiene sentido. Eso es un lema religioso de un culto basado en personas que dicen que el gobierno es malo y claman por expulsarlo de la sociedad.

Bitcoin es un sistema diseñado para fomentar ganancias a largo plazo en lugar del engaño a corto plazo, que hemos visto desarrollarse a medida que las personas buscan juegos de suma cero para estafar a otros. Bitcoin es un sistema diseñado para crear capitalismo real, de la forma en que estaba destinado y el modo en que solía ser. No es una fórmula basada en obtener ganancias rápidas y exprimir compañías, sino que fue construida para crear valor a largo plazo.

Bitcoin es un sistema de supervisión. Es un sistema en el que la gente mejora la tierra en la que trabaja para poder dejar algo mejor a sus hijos. No uno en el que se toma el dinero ahora, sino en el que se crea un negocio, no diseñado para durar meses, años o incluso décadas, sino generaciones.

La gente se ha desilusionado con lo que llamamos capitalismo. Pero lo que llamamos capitalismo hoy se dirige más hacia el sistema de mercantilismo contra el que Adam Smith escribió. Ese sistema escoge las ideas equivocadas, las saca de su contexto, ignorando los sentimientos morales y las razones por las que desarrollamos empresas. Cuando Henry Ford creó su compañía, le pagaba a la gente más que el salario base. Lo hizo porque servía para involucrar a las personas y hacer que amaran la compañía para la que trabajaban. Hoy, tenemos despidos sin mayor razón que las ganancias trimestrales. Sin embargo, ¿cómo se puede crear pasión en la industria y en la empresa que busca crecer cuando no se puede hacer que las personas que forman parte de la empresa vean la razón completa de su existencia como una misión para mejorar el mundo?

Y si tu negocio no se basa en la pasión, si no te despiertas deseando trabajar más duro para hacer del mundo un lugar mejor, ¿para qué te has molestado en despertarte? Creé Bitcoin por esa razón. Permite a las personas tener más propósitos del que tienen simplemente coleccionando likes. Abre los mercados mundiales mediante micropagos globales, donde las personas en los países del Tercer Mundo pueden ganar pequeños sueldos con bajas comisiones, lo cual los capacita y los ayuda a ayudarse a sí mismos. Abre nuevas oportunidades a medida que las personas pueden crear nuevos sistemas que nadie pensó que existieran, sueños que ni siquiera puedo imaginar, porque tenemos un mundo lleno de personas, con la creatividad que llevan consigo.

Bitcoin, al crear un sistema que graba lo que hace la gente, nos permite formar confianza. Bitcoin no se trata de destruir la confianza. Bitcoin se trata de crear confianza. Si sabes que no necesitas temer a la persona con la que estás tratando; si sabes que cuando cometa un delito, será capturada, que si te defrauda, le quitarán tu dinero y te lo devolverán, que si intenta robarte el dinero, perderá todo lo que intentó ganar …

… entonces podemos construir un mundo basado en la confianza.

La visión

Mi visión es simple. No veo a Bitcoin como un sistema que permita a los delincuentes hacer lo que hacen, lo veo como uno que perjudica todo lo que hacen. Lo veo como un sistema que empodera a las personas honestas en nuestra sociedad. Veo Bitcoin como un sistema que empodera a los creadores y desarrolladores dentro de nuestra sociedad. Es un sistema que ayuda a quienes actúan no a crear ganancias a corto plazo, sino a trabajar como encargados de desarrollar algo que haga del mundo un lugar mejor, un mundo del que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos quieran formar parte.

Bitcoin no trata de destruir al gobierno. Bitcoin trata de destruir la corrupción. Con registros y transparencia, la policía y los funcionarios no pueden cometer delitos, y no pueden subvertir el sistema que deben apoyar. Con registros y transparencia, Bitcoin favorece al gobierno que ayuda a las personas y perjudica lo que subvierte la confianza y genera corrupción.

Aquellos, como James A Donald, que discutió conmigo en 2008 sobre Bitcoin y la centralización, que buscan, como se ha demostrado que lo hace, un mundo con pedofilia y pornografía infantil, se decepcionarán al saber que Bitcoin no puede ser subvertido de tal manera. Bitcoin nunca será anónimo, y nunca admitirá tales actividades.

Aquellos que buscan un mundo que permita sitios web oscuros de drogas, intercambios criminales y terrorismo nunca se beneficiarán de Bitcoin. Los que necesitan saber ahora lo entienden y están aprendiendo más cada día. En los próximos años, la gente comenzará a ver el poder de Bitcoin. No es un activo que no pueda ser incautado por el gobierno. No es un activo que permita el crimen.

Bitcoin y cualquier derivado, incluido BTC, es fácil de confiscar y no hay forma de evitarlo. En los próximos meses, veremos que Bitcoin conduce tanto al rastreo del crimen como a la incautación de ganancias criminales. Veremos cómo les quitan BTC a los criminales.

Lo veremos no porque sus claves se hayan visto comprometidas. Lo veremos porque el sistema fue diseñado para permitir que tales procedimientos ocurran. Los mineros hacen cumplir las reglas, y las reglas incluyen la legislación para incautar el producto del delito y el embargo de monedas cuando se les ordene hacerlo. Ningún ataque basado en un soft fork activado por el usuario (UASF) significa nada. Si no te gusta Bitcoin, si no te gusta el hecho de que está diseñado para detener el crimen, si no te gusta el hecho de que sea honesto y permita una sociedad libre …

… entonces no eres la razón por la que creé Bitcoin.


Enlace al artículo original: https://craigwright.net/blog/law-regulation/bitcoin-fights-corruption/

2 Likes